Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

jueves, 29 de agosto de 2013

Tu vida es una mierda

Vida es una mierda
Un título provocador, ¿verdad?.  Hay mucho de escatológico, de superlativo en la afirmación. En realidad es un signo de estos tiempos. Y es que a veces exageramos, queriéndolo o sin querer, dramatizamos dejándonos llevar por sentimientos que nos habitan.  Supongo que es una idea que más de una vez se nos ha pasado a muchos por la cabeza. Al menos confieso que a mi sí que me ha rondado tanto para aplicarmela a mi como a personas con las que tropiezo en la vida. En cualquier me parece tan normal que esta idea nos visite, como que no refleje mucho más que una emoción más o menos intensa en un momento concreto.

Pero es de ley que os cuente de dónde surge el post de hoy. Resulta que hay un seguidor que suele regalar reflexiones que muchas veces me inspiran. Me decía Goio, que así se llama el susodicho, que había leído una entrevista a Albert Pla y que le había llamado la atención su respuesta a la pregunta:  "¿Que pondrías en una pancarta?" El decía (con gran lucidez, en su humilde entender): "Tu vida es una mierda...y lo sabes...".


A través de facebook hemos conversado un poco, sobre todo, para trasladarme los ecos que la afirmación le ha generado en la caja de resonancia que es su cerebro.
Albert Pla

Decía Goio: "La frasecita de marras me ha llevado por distintos derroteros. Por un lado recordaba a los famosos "felicianos" de los que hablabamos en nuestra juventud, gente capaz de pasarlo bien con cosas sencillas (er furgol y esas cosas) sin hacerse más "pajeos mentales", gente cuya vida, desde nuestro punto de vista pseudointelectualoide sería claramente UNA MIERDA...pero como "no lo saben"...pues a lo mejor no lo es tanto. Por otro lado recordaba gente cuya vida es (o al menos parece) interesante (gente inspiradora). Otro camino por el que me llevó la frasecita (quizás el más interesante) fue el de si mi vida era "una mierda" y confieso que es algo que siento unas cuantas veces al día, todos los días. Afortunadamente, a veces tambien siento lo contrario, y tambien todos o casi todos los días. La cuestión no es poner la balanza a ver que ratos pesan más y con ello obtener un valor numérico de mi felicidad-infelicidad. Aunque si parece interesante reducir al mínimo esos ratitos "txungos"..seguro que la "inteligensia" esa de la que hablais es un gran instrumento para ello...
Sigo dándole al bolo y pienso en la "insatisfacción". Si bien una vida llena de insatisfacción es una putada mu gorda, una vida "completamente satisfecha" quizás lo sea más todavía. La "satisfacción" engendra poco o nulo deseo de cambio, poca movilidad...y con ello, mucho tocino. La insatisfacción, por contra, es el motor de cualquier acción...La mayor parte de las grandes obras de arte han surgido de profundas insatisfacciones (incluso a veces de personalidades muy complicadas) si hablamos de otras obras, científicas, solidaria .probablemente también. O sea, una vez más, una vida para no ser "una mierda", tendrá que ser algo (o muy) insatisfecha con lo cual, probablemente, su protagonista...la vivirá "como una mierda" (toma contradicción).
Insatisfecho

Creo que Goio acierta de pleno. La vida es contradictoria, se vive de manera más o menos polarizada, entre lo que se desea, lo que se tiene, lo que se persigue, lo que se ha alcanzado, lo que se sueña, lo que levanta envidias y lo que enciende las nuestras. Por eso hacemos coexistir en nosotros mismos el extasis más sublime con los pestilentes hedores de nuestros fracasos, limitaciones o errores. Creo que es sano sentir que las cosas no van como queremos, incluso que nos sintamos protagonistas de una vida sin demasiado valor. Se trata  Es el juego del equilibrista del que hablabamos el año pasado en el post coral sobre la satisfacción.

Me gustaría añadir un matiz sobre la insatisfacción y el cambio, la acción de cambiar. Parece que, cuando Goio habla de que los avances muchas veces se dan por insatisfacción, la vincula con lo negativo, con lo doloroso. No creo que esto sea siempre así. Hay una insatisfacción positiva de la misma forma que hay una tristeza positiva o un dolor que sana. La desesperación tras la que se produce una creación o un invento genial puede ser origen de avance tanto como la pasión, el fluir en una actividad dada. Es decir, la vivencia de la insatisfacción puede ser positiva también para quien la vive, aunque en ocasiones conviva con emociones negativas. 

Pero también me ha hecho pensar otro aspecto de la historia. Lo sencillo es lo más complejo. El que en una pancanta pone un mensaje así para los demás peca de una cierta falta de respeto, de cierto engreimiento del que se situa por delante de los otros. Goio hacía referencia a que en ocasiones nos hemos referido a los que pensabamos que se conformaban con pan y circo como los "felicianos". Hay una cierta concordancia entre esa denominación y la pancarta del Albert. Me da que muchas veces buscamos sentirnos más valiosos en comparación con los demás y esto, me temo amigo Goio, es un error de juventud que también está cometiendo el amigo Pla.

NOTA: Por cierto, investigando un poco he visto que Albert Pla está promocionando una gira que subtitula como "la vida es una mierda, y lo sabes". Imagino que el origen del comentario de Goio era éste pero lo que nos ha dado que hablar y de qué pensar es diferente. En principio, podemos polemizar lo que querais, pero no comulgo con esta afirmación del original.

4 comentarios:

  1. Mi querido amigo Kuebax...vayamos por partes (como Jack) (el destripador)

    Para empezar, como no, lo mejor por el final...no conozco a Albert Pla (ya me gustaría) pero no me pega que se crea mejor que nadie...me parece un tipo sencillo (en su complejidad) bastante loco (en el mejor sentido de la palabra) que tiene las pelotas de cantar muchas verdades (por las que le han censurado bastantes veces)...

    Por otro lado...cuando yo hablaba de "felicianos" e "intelectualoides" no ponía ninguna categoría por delante de la otra...sólo me planteaba la duda de qué sería mejor o nos acercaría más a la "buena vida"

    Respecto a la frasecita...tiene dos afirmaciones que conviene analizar por separado:

    1) "Tu vida es una mierda" Para medir esto sin subjetividades necesitariamos un criterio "objetivo" (un valor de "mierdicidad")

    Algunos han intentado medir la "calidad de vida" con criterios económicos (renta, PIB...), otros han ido más adelante con el IDH (que incluye esperanza de vida y nivel educativo) y el que más adelante ha ido, el rey de Bután inventó el "Indice de Felicidad Nacional Bruta" (en el que Bután está en primera posición...)

    Será dificil que nos pongamos de acuerdo y adoptemos un sólo índice para poder comparar nuestras vidas...así que, de momento, seguirá siendo subjetivo...y casi siempre seguiremos pensando que las vidas ajenas son mejores que las nuestras...

    2) "Y lo sabes" Para mí, está es la afirmación importante...la que nos habla de la consciencia que tenemos o no de nuestra "mierdicidad" de la "insoportable levedad de nuestro ser"

    La vida es un milagro irrepetible...y sólo por eso, no es una mierda...es algo excepcional...algo muy grande...

    El uso que luego hacemos de ella...de ese regalo que nos hicieron es lo que puede acercarla o alejarla de la mierda...

    El sistema en el que vivimos funciona de tal manera que la mayoría de nuestras vidas son insulsas, intrascendentes, mero "pasar el tiempo"

    Hace un rato escuchaba en un concierto a un grupo bastante Punki...cuyas letras son bastante cercanas al "todo es una mierda" y sin embargo...el ritmo, la música, todo engranaba...el público bailábamos...y ellos estaban disfrutando...en ese momento...no recordaban que la vida es una mierda, al contrario...estaban viviendo un momento de subidón vital...creativo, expresivo, comunicativo...

    En ese momento no hay "consciencia de buena o mala vida" solo hay vida de verdad...

    Quizás se trate de buscar más momentos de "inconsciencia"... no lo se...

    ResponderEliminar
  2. Sigo dándole vueltas (muuuuchas) al asunto de la in-consciencia...(lo que pasa es que no soy mucho de escribir...soy más de pensar, pensar...y luego dejarlo correr...olvidar...será cuestión de comprarse una grabadora...y cada ratito..."atención...Idea...bla bla bla...)

    El asunto es que estoy elaborando (mentalmente) la teoría de que en realidad no hay realidad...osea, no hay objetividad posible en esto de la "buena vida"...sólo percepciones...y según esto...la opinión que tengas de tu propia vida...ES TU VIDA...esto es, si la vives con buen rollito...positivamente...aunke estes rodeado (cuasiobjetivamente) de mierda...probablemente será mejor que aquel otro rodeado de riquezas, lujo, personas que le quieren...y no sabe disfrutarlo...(casuistica para demostrar ambos extremos hay a millones...quizás bastaría con contar el número de sonrisas en algún pueblo africano en "taparrabos" y luego en Jolibú o en Wall Street...quizás el famoso "indice de suicidios del norte de Europa" nos sirva también para explicar algo de esto...)

    (Intento de) conclusión: Ser un "feliciano" no está tan mal...a lo mejor es lo mejor que se puede ser...

    Otra conclusión: Comerse un poco el coco e intentar buscarles las vueltas, otros caminos a la vida y a la felicidad...no conformarse...tampoco está mal...y cuando se encuentra "algo"...probablemente, ese momento compense con creces todos los "sinsabores" del camino...

    ResponderEliminar
  3. Coño que bonita expresión... Tu vida es una mierda:
    Y si que lo era... y lo tenia casi todo, pero me faltaba algo que con la edad encuentras. La paz interior. Y esa no la consigues gratis. Tenemos que dejar mucho lastre por las veredas y caminos, algunos intransitables, llenos de zarzas y espinos, piedras en los caminos y trampas que n os detienen tratando de que nos aburramos de la senda que emprendimos.
    Pero se puede lograr una vida más intensa. Mas libre. Mas serena con mucho esfuerzo, sin pensar en ti mismo y dedicándote a los demás.

    Creo que todo esto me pasa a mi por llegar a viejo, ya que nada me importa que no sea practicar la libertad a tope, sin trabas que me impida andar a saltos.
    Solo se vive una vez y ya basta de engaños y mentiras. si somos una mierda (que lo fui) y de nada me arrepiento, porque viví lo que creía que era vivir.
    yo ya no me como el cerebro por estas menudencias que me empobrecen el alma. Sigo ofreciendo en medida que mis necesidades me lo exigen y veo que cada día la propia vida me exige ser mas fuerte, y dedicarme un poco mas a los seres que me rodean, que no son pocos.

    Nada soy ni quiero ser... Solo que me dejen vivir en libertad como lo son los pájaros en el cielo.

    un abrazo Pablo. Como ves sigo dando la lata y sobretodo me siento VIVO.

    Antonio

    ResponderEliminar
  4. sepais que el "amigo" Pla viene al Arriaga con su espectáculo...y sabreis también qu en Gijón se lo han prohibido por unas declaraciones bastante provocadoras...unos amiguetes y yo mismo iremos al Arriaga a verle-oirle (si no lo prohiben, y si lo prohiben...y hay concierto-alternativo...iremos con más ganas aun...

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes