Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

martes, 4 de septiembre de 2012

Qué significa sentirse raro y/o extraño y cómo afrontarlo

Señal emocional
Hay sentires difusos, sensaciones que parecen niebla emocional porque solo indican cierto grado de desorientación o de incomodidad. Precisamente cuando decimos que nos sentimos raros o extraños nos estamos haciendo referencia a esto. ¿Quién no se ha sentido extraño, raro, alguna vez?  Hablemos de qué es sentirse raro y cómo podemos afrontarlo.


Sentirse raro como señal emocional

En esta modalidad la extrañeza se define por una cierta indefinición emocional, difusa, así como el hecho de ir acompañada de una valoración negativa por parte de quien lo experimenta. Pero ambas características son engañosas puesto que encierran otras que inicialmente no se dejan ver. habitualmente el malestar asociado suele tener que ver con un dolor que o no queremos ver, o es el sumatorio de pequeños dolores que coinciden en el mismo tiempo.

Niebla emocional
El origen de ese sentimiento a veces tiene que ver con una situación, como entrar a un lugar nuevo y que todos te miren. Otras veces es más interno y tiene que ver con cambios personales. Por último hay ocasiones en el que el punto de partida es mixto, como las derivadas de la combinación de una enfermedad, por ejemplo, con el proceso personal de aceptarla. Nos podemos sentir extraños con personas que consideramos cercanas pero con las que descubrimos que hemos perdido la conexión, o nos encontramos raros realizando tareas que de alguna forma nos hemos visto forzados a hacer. Son muchas las ocasiones en las que nos vemos raros.

Si profundizamos un poco podremos llegar a que la extrañeza nos lleva a otros sentimientos o emociones que se esconden tras la aparente neutralidad emocional de la tibieza del sentirse raro, de algo tan disculpable como no tener un buen día.

Hoy os ofrecemos algunas claves para poder desentrañar lo que puede esconder la extrañeza:

LA VIDA ES UN PROCESO DE PERMANENTE CAMBIO.
Tendemos a pensar estáticamente como si la realidad no cambiara, cuando precisamente sucede todo lo contrario. Es normal que en ocasiones sintamos nítidamente esos procesos de cambio y que éstos nos originen esa sensación de extrañeza. Observemos pues qué ha cambiado en nosotros, en nuestra vida, en nuestras emociones durante los últimas horas o días.

LO DESCONOCIDO.
Aquello que no comprendemos nos origina un cierto vértigo, un miedo generado porque nos sentimos  vulnerables ante la amenaza con la que percibimos lo desconocido. En este caso la extrañeza viste más de perplejidad, de frustración ante la imposibilidad de entender o de dar una explicación a lo que sucede. así pues la recomendación es la de pensar si hay algo de todo esto en los sucesos cotidianos recientes.

LA PARADOJA DE SER ÚNICOS Y A LA VEZ QUERER FORMAR PARTE DEL GRUPO.
Otro elemento a tener en cuenta es el juego que se produce entre la uniformidad y/o la búsqueda de la identificación y la diversidad. Todos somos iguales desde la diferencia. Necesitamos tanto sentirnos parte de un todo con el que vincularnos, como lo vernos únicos y diferenciarnos de los demás. Cada ser humano es distinto y esto hace que en el contacto y en la interacción con los demás encontremos huellas de nuestras diferencias con los ellos. La aceptación de esta paradoja emocional es fundamental para comprender una parte de lo que puede significar sentirse raro.


Sentirse raro como evidencia de diferencia

Sentirse raro es también una respuesta, una reacción ante el entorno en el que nos movemos y en el que nuestra identidad, nuestras ideas, nuestros gustos entran en contacto y en relación con los de los demás. Así podemos encontrarnos con una segunda modalidad de extrañeza que tiene que ver con la evidencia de diferencia. En este caso no suele generar malestar salvo por problemas derivados de la falta de adaptación, pero se trata de algo mucho más contextual que en el primer caso.

Algunas claves para afrontar esta modalidad de sentirse raro:

LO NORMAL.
Brújula emocional
Hay que entender también que acostumbramos a desenvolvernos en lo que entendemos por normalidad, lo que se hace, lo que se considera correcto porque todos lo hacen. En realidad la normalidad es un concepto estadístico al que concedemos rango de indicador hasta el punto de incomodarnos cuando nos encontramos fuera de los límites artificiales de la hipótesis de normalidad.

SER DIFERENTE.
Hay personas que buscan ser raras, que se deleitan en la extravagancia por el beneficio de sentirse diferentes al resto, hasta el punto de buscar permanentemente sentirse así. Es evidente que sentirse diferente es un derecho y que, de hecho, puede ser positivo. Pero es importante ser honesto con nuestro ejercicio de la diferencia puesto que marcar ciertos límites no es más que una señal que  informa de nuestra posición en un mapa y no debemos confundirla con el norte de la brújula.

15 comentarios:

  1. He leído el testo y no me ha cansado, si me ha inquietado. Y me explico: en un solo mes agosto, he descubierto muchas mentiras en mi vida y, curioso…, he hablado muy poco solo he escuchado el tropel de los que me rodeaban, de ahí los comentarios: que te pasa Molina que estas tan callado, y yo sonreía, solo sonreía, pero mi mente no dejaba de trabajar y ordenar las ideas y sí, me sentía desorientado, solo sacaba con mis ojos fotografías que mantengo de todo lo acaecido en esos lugares con sus gentes. Estaba fuera de lugar. Un bicho raro, que no conversaba con nadie porque no iba conmigo ni me interesaba lo que se cocía en el ambiente. Pero no me sentía raro. Solo dejaba que los demás se explayaran en conversaciones que no iban con mi forma de ser y no me interesaban. Si para los demás era normal la situación, para mí era un suplicio y aguantaba el chaparrón sin inmutarme…, de ahí su preocupación de no intervenir en las conversaciones.
    Pero veo que sentirse raro es la diferencia que yo sentía. No sé por qué. Ni lo sé explicar, pero así ha sido.
    Pero si que noto que algo se ha trasformado en mi interior que me hace más persona, con más ganas de escuchar que de hablar y mucho en que pensar. ¡Sí que es verdad que el grupo no me interesaba! y eso que era familiar. Pero si que te das cuenta que son momentos de cambio en tu vida. De comportamientos que ya no tienen nada que ver con tu vida anterior. Y veo en una semana que mi vida camina con más sentido que antes. Más firme el andar y con la cabeza más despejada y el corazón más alegre.
    No sé si será una tontería esta experiencia pero ahí os la mando por si a alguien le suena.
    Un saludo

    antonio

    Los pájaros revolotean por los cielos y
    se despiden agitando las alas,
    para seguir volando sin descanso
    buscando otros mundos sin fronteras,
    quizás el aire nos recoja en alguna parte y
    su rebujo nos acerque y nos acoja.
    molina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio gracias por tu historia!!!! Muchas veces con tus palabras me alegras porque me haces ver que vivir la vida intensamente es posible independientemente de la edad. Y esa intensidad necesariamente no lleva a sentirnos raros, bedita extrañeza!!!! Sigue volando por un cielo sin fronteras!!!

      Eliminar
  2. Hola, tengo 16 años, y desde tiempo atrás he tenido una sensación extraña, no siempre me sucede, pero en ocasiones me siento incomoda hasta en mi propia casa, con mis amigos en cualquier lado, la sensación no es permanente pero me inquieta un poco, ¿podría ayudarme a averiguar qué es lo que sucede?

    ResponderEliminar
  3. Hola, entre a un trabajo nuevo y la verdad me siento rara y q mis colegas me ignoran. Salgo del mismo y llegando a mi casa siento esa angustia...y sigue el llanto y el nudo en la garganta, me siento horrible..

    ResponderEliminar
  4. Hola tengo 18 años y a lo largo de mi vida etenido muchas experiencias muy fuertes lo e comentado como mi hermana y un amigo en especial a pesar de mi corta edad e vivido la de una persona adulta tengo mucha experiencia en muchos aspectos y aveces todo eso me lleva asentirme raro estar solo me gusta leer mucho mirar documentales aves hasta me molesta estar con personas y simple me pongo en mi habitación y me pongo a leer soy muy soñador y esperó algún día poder cambiar al mundo y como comentaba aveces me siento extraño en este mundo me siento tan solo apesar de que tengo a toda mi familia espero una opinión o respuesta gracias por molestarte en leer esto.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ober!!! Bienvenido a este espacio web!!! Pareces una persona madura que sufre por la soledad que ello conlleva. Entiendo que a veces es difícil seguir tu propio camino, sobre todo cuando eso significa ir en contra de la corriente. Solo puedo animarte a hacerlo y a buscar todos los apoyos que necesites en los malos momentos. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. La verdad cuando me siento raro casi siempre me siento vacío como se aogan mis emociones y influyen en mis miedos más profundos miedo pánico terror como que quiero salir corriendo de ese lugar que me hace poner incómodo ,con gente desagradable, mi entorno laboral simplemente son drogadictos la mayoría y estar en ese trabajo meda miedo

    ResponderEliminar
  7. Hola necesito que alguien me ayude estoy desesperado de dos meses para aca creo por la nada empece a sentirme muy extraño como si todo lo que vivi no lo hubiera vivido yo si lo recuerdo pero me pone mal hacerlo, a mis amigos y familia siento como si fueran otros al resto del mundo lo veo y me genera una angustia de extrañes por no sentirme en el presente, cualquier platica que escucho o veo en tv me genera angustia al igual que la musica de cualquier genero, y todo lo que hago o hace la gente me hace preguntarme o curstionarme de para que hacen las cosas y asi sin hayarle sentido y eso tambien me genera angustia, a donde quiera que salgo y hasta en mi misma casa me siento un extraño, ya casi no duermo y como con angustia casi todo el tiempo siento esto y no se parece a ansiedad ps solo tengo esa desesperacion que no me deja vivir, y este miedo de que no se explicar las cosas que siento, tengo 24 añod y no me veo en un futuro ps nada me mueve a vivir solo esta este miedo que no se que es, no tengo buen trabajo, ya ni solo estoy agusto ni acompañado apesar de que mis seres me demuedtre que me aman y asi no lo siento, ya no se que hacer trato de asimilar las cosas y no puedo y e buscado casos haber si a alguirn le a pasado algo similar y no encuentro a nadie :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cesar!!! Lamento mucho la situación que estás viviendo. Creo que lo adecuado es que lo consultes con un psicólogo o un médico lo antes posible. Un abrazo desde Bilbao.

      Eliminar
    2. Ya estoy con un psicologo y no me a ayudado mucho bueno creo que mi mente esta viendo la realidad desde otro punto y eso es lo que me pone mal solo me gustaria saber si a alguien le pasa esto eso me haria sentir un gran alivio

      Eliminar
    3. Hola Cesar, ami me pasaba exactamente lo que decís es una sensación desagradable, te re entiendo lo que estas pasando yo también lo viví, es ansiedad, por suerte lo pude superar, mucho animo!! que vos tambien podes superarlo. Si queres superar la ansiedad te recomiendo que compres el metodo vive sin ansiedad ami me ayudo mucho https://www.vivesinansiedad.com.es/ y si no podes comprarlo en youtube tenes los videos https://www.youtube.com/user/ViveSinAnsiedad

      Eliminar
  8. Esta bien el texto, pero se queda en poco y nada, sin ir al fondo del problema como para enontrar una respuesta a quienes la buscamos, me hubiera gustado que ahondaras mas en los que se sienten raros de manera negativa, esos que se sienten rechazados por los demas, esa sensacion de bicho feo, raro y repugnante al que nadie quiere acercarse, ese es el verdadero problema, no el que decide diferenciarse del resto y que por voluntad propia quiere ser diferente al resto, ese ni es tema para tratar siquiera y darle tanta importancia como le diste, porque esos no se sienten mal, estan a gusto con setirse diferentes, si en cambio nosotros nos sentimos mal con ese sentimiento negativo de raro y rechazado, espero ahondes mas en ese problema especifico.

    ResponderEliminar
  9. Me ha llamado mucho la atención la mención que haces de " niebla emocional" porque es exactamente como yo percibo la sensación desde q en mi vida empecé a sentirme rara. Y esa niebla q me empezó a envolverse hace 8 años, no me deja ser feliz, me hace ver las cosas de forma diferente a como las veía antes, veo el mundo más oscuro, amenazante, no tengo apenas ganas de relacionarme, siento mucha apatía. Y lo peor de todo es que tras haber acudido a muchos psicólogos y psiquiatras, no veo solución. Estoy ya muy cansada de vivir así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa!!! Por mi experiencia terapéutica la niebla a la que me refería es un efecto de una situación emocionalmente compleja, como una secuela que nos recuerda que algo ha cambiado. Lo que se me hace extraño es que no hayas dado con un profesional que te pueda ayudar. Desde la mayor de las modestias te propondría que lo intentaras con alguien de nuestro equipo. Gracias por participar!!!

      Eliminar
  10. yo abeces me siento como cristina y. no se que hacer porque cuando me vienen esas raresas me siento muy mal, ¡¡Ayuda por fi!!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes