Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

viernes, 26 de abril de 2013

Entre lo emocional y lo emocionante

Sin emoción
A veces un paso es un abismo. 

Es la distancia que separa estar de no estar, llegar de no llegar. 

Entre lo emocional y lo emocionante hay un espacio sobre el que quería hablar. Posiblemente solo sea un juego de palabras pero me ha entretenido, me ha hecho pensar y creo que merece ser compartido.


Hace unos días en el post sobre "ingredientes para ilusionarse" un amigo dejó el siguiente comentario:

"Mis queridos Pablo y Koldo (y resto del mundo "emocionador") ultimamente me ronda la mente un pequeño "cambio de enfoque" sobre lo "emocional"...

LLeva ya varias décadas de moda el concepto de Inteligencia Emocional...también está bastante usado el de Psicología Emocional...van un poco a lo mismo, el conocimiento de nuestras emociones para mejor usarlas y tener una vida más plena...

Un paso que deja huella

Mi propuesta va en la linea de hablar de Psicología, de Inteligencia...no "emocional", sino "emocionante".

Analizar, conocer nuestros mecanismos internos si, con el objetivo de mejor usarlos, por supuesto...pero siempre pensando en dar color a la vida, no meramente de "sobrevivir", sino de VIVIR, como una aventura...huyendo de la monotonía...buscando continuamente, en las relaciones, en las actividades...no lo "emocional" sino lo "emocionante".

Bexos


Todo el esfuerzo que hagamos por saber más de lo emocional, es decir, lo relativo a las emociones pierde valor si no somos capaces de aplicarlo y, así, convertirlo en emocionante, es decir, en generador de emociones.

Huella emocional
A veces tenemos la tentación de hablar y hablar, esbozar teorías, compartir lecturas, vídeos inspiradores. Pero Goio apunta un paso que no estoy seguro que se produzca con tanta naturalidad, tal vez ni se produzca. Se trata de activar nuestra emocionalidad, de hacernos sensibles, de enfrentarnos a una mayor riqueza emocional por el sencillo hecho de que estemos dispuestos a correr el riesgo de vivir, de aceptar la vulnerabilidad que la humanidad encierra tras la huella emocional.

Es verdad que lo emocionante tiene que tener una cierta medida que permita vivirlo con capacidad de disfrutarlo y de aprender de ello. No se trata de la búsqueda de lo emocionante "per se", como persiguiendo un deseo de saturación estimular. La cuestión, más bien, es dejar abiertos los sentidos al asombro ante la belleza y dejar que la vida, a su ritmo natural, nos invada, nos llene y nos haga crecer. En esta línea os recomendamos el visionado de este vídeo:


3 comentarios:

  1. Ya es la quinta o sesta vez que miro la foto de las huellas en la arena y después de mi viaje a Granada, tenía que decir algo sobre esas huellas, que al fin y al cabo son las que he realizado a mi pasado. A la tierra donde mi pario mi madre. Me sentí lleno de dicha. Las ilusiones me desbordaban y cayeron en esas huellas mas de una lagrima. Emociones que no quería contener, eran mías, y las deje correr por la Vega pletórica en estas fechas de espárragos,y que nuestro amigo Pepito De La Mor nos regaló un buen manojo a los tres componentes, de esas barraca improvisada que visito a nuestro poeta el de la Fuente. FEDERICO Y LAS EMOCIONES... En su casa recorriendo todos sus aposentos, la emoción subía de tono en cada instante y los presentes terminábamos recitando poemas sin censura. Todo lo que brotaba de nuestro corazón lo dejamos en esa vendita Casa. Él nos regalo sus sonrisa y su espíritu nos en volvió. Cosa de duendes o el embrujo de su espíritu que sigue intacto a pesar de su muerte.
    Un abrazo

    Antonio

    ResponderEliminar
  2. Aupa Pablete, como la gente que te lee por aquí está muy puesta, creo que no es necesario aclarar que esto de vivir de forma "emocionante" no implica estar cada día practicando un deporte distinto y todos acabados en "ing", lo que, en principio, tampoco está mal...(aunque en mi modesta opinión, la mayoría de las veces no dejan de ser "aventura embotellada", en condiciones "demasiado" controladas...y bastante poco "emocionante"...)

    El "emotioning" que yo propongo es algo mucho más sencillo (y quizás por ello tremendamente complicado, o al menos inusual) consiste en algo así como "vivir alerta", al loro, conscientemente...no se, buscadle algún otro sinónimo que indique lo contrario de ir pasando horas, días, meses, años de forma insulsa...

    ¿Qué implica esto? pues hay miles de maneras de VIVIR y cada cual debe buscar las suyas...es una actitud de aprecio hacia todo lo que nos da la vida que se centra en dos cosas...disfrutar y aprender (o la combinación de ambas...) Me encantó el video sobre el asombro y creo que por ahí va la idea...hay un artista al que sigo (JACK BABILONI) que además de unas pinturas superalegres y coloristas me llama tremendamente la atención por una costumbre que tiene...Cada uno de enero se autoobliga a empezar en dos actividades hasta entonces no transitadas, ejemplo...estudiar checo y aprender violín, luego abandona algunas y sigue ejercitandose en otras...eso no importa, lo que me gusta es su actitud (y esto si que es AVENTURA) de descubrir nuevos mundos...a veces sin salir de casa...

    Bexos

    ResponderEliminar
  3. Yo el problema que veo en lo emocional es,que no te puedes fiar mucho de ellas suelen algunas veces (no siempre ) crearte algún problema.Las emociones por decirlo de alguna manera suben y bajan, pueden ser inestables.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes