Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

domingo, 18 de octubre de 2015

Autocontrol emocional, cultura de violencia y bulling.

Una parte importante de la gestión de las emociones tiene que ver con el autocontrol, es decir, la capacidad para regular nuestra respuesta emocional. Esto presupone que tener esta competencia es adecuado y por lo tanto un bien que trabajar, educar y preservar.


No al bulling
La violencia forma parte de nuestra manera natural de reaccionar. Los niños empujan a otros para conseguir el juguete con el que desean jugar. La violencia es una vía rápida de acceder a nuestros deseos. Por otra parte el uso legal de la violencia es uno de los instrumentos de los estados de derecho para hacer cumplir el marco de convivencia que es la ley. Es decir, la libertad individual nos puede llevar a la violencia pero convivimos en espacios legales donde se impone un control consensuado.

Esto implica que convivimos con la violencia pese a que reflexionamos poco sobre ello. Me gustaría ejemplificar con el bulling aquello a lo que me estoy refiriendo.

El bulling o maltrato escolar entre iguales es una práctica de violencia. Para Olweus (1998)  “un alumno/a es agredido o se convierte en víctima cuando está expuesto, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otro alumno/a o varios de ellos”. Según datos de un estudio del Gobierno Vasco, uno de cada cinco alumnos de Primaria lo sufre.

Por una parte tenemos a los padres que muchas veces animan a sus hijos a usar la violencia contra sus iguales: "no seas tonto y pégales tú", "si eres más fuerte/mayor que ellos". Pero también están los que se sienten satisfechos de que sus hijos impongan la ley del mas fuerte. Por contra tenemos actitudes como las de los padres que justifican los actos de violencia entre iguales como "cosas de niños" o "no hay quien le aguante".

En las escuelas, que hoy por hoy siguen siendo principalmente fábricas de enseñanza de contenidos, los espacios de patio o cualquier otro fuera del aula forman parte de un limbo por el que una mayoría de centros pasa de puntillas. Precisamente los casos de "bulling" no se producen en el aula, con la presencia controladora del educador, sino en esos espacios de libertad en el que la regulación debe ser la que cada uno de los niños sea capaz de tener.

Los niños terminan reproduciendo los modelos que ven, los que viven. Y hay que entender que en estos modelos los padres o los profesores solo son unos más, y que los medios audiovisuales han ganado poder de influencia en las nuevas generaciones.


La importancia del autocontrol emocional
El bulling y la cultura de violencia son asuntos complejos. Nos sitúa ante problemas éticos y filosóficos, problemas políticos y legales, así como problemas vinculados al sistema educativo. En definitiva nos sitúa ante el problema de la libertad y sus límites y el papel de los agentes sociales en la generación de una cultura de convivencia entre los ciudadanos. Ahí es nada!!!

Si realmente queremos vivir en una sociedad de paz, en una convivencia armónica entre ciudadanos, no veo otro camino que la receta de la suma de educación emocional y educación en valores.


Bibliografía:

Universidad de Valladolid.
- "El maltrato entre iguales en Educación Primaria y ESO". Departamento de Educación del 
Gobierno Vasco.

1 comentario:

  1. siempre y todos los dia son fechas para no pasar por alto, vivamos una epoca de armonia, acompañamineto y detalles, celebra compartiendo y regalando
    Momentos Inolvidables y Fecha Especial en familia y para todos.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes