Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

viernes, 14 de diciembre de 2012

Estudio sobre satisfacción emocional, conclusiones parte 1.

Hace más de un año que venimos recogiendo impresiones y opiniones de nuestros lectores sobre sus experiencias emocionales a través de la pestaña TEST de este blog. Nos gustaría ofreceros algunos datos y algunas conclusiones sobre ellos:


DATOS BÁSICOS

Muestra: 74 personas anónimas de entre nuestros los visitantes del blog
Fechas: Entre el 8 de Octubre de 2011 y el 12 de Diciembre de 2012.
Sexo: 78% mujeres, 22% hombres.
Edad: 28% menores de 30 años, 59% entre 31 y 59 años y 12% mayores de 60 años. 


GRADO DE SATISFACCIÓN CON LA VIDA EMOCIONAL

- El 17% están muy satisfechos (valoración 1 y 2)
- El 26% están satisfechos (valoración 3 y 4)
- El 15% ni satisfechos ni insatisfechos (valoracion 5)
- El 19% están insatisfechos (valoración 6 y 7)
- El 22% están muy insatisfechos ( valoración 8, 9 y 10)

La satisfacción media ha sido de 5,05.Las respuestas más frecuentes han sido la 3 (18%), la 8 (16%) y la 5 (15%).


DATOS SOBRE GENERO Y SATISFACCIÓN

Para hacer una correcta lectura de estos datos hay que tener en cuenta que la proporción de mujeres y hombres que han participado en la encuesta ha sido de 78-22.. Por lo que habrá que tomar esa cifra como referencia para saber la incidencia de la satisfacción por género.

Entre los muy satisfechos encontramos un 58% de mujeres y un 41% de hombres.

Entre los satisfechos las mujeres suponen un 84% y los hombres un 15%.

Los que no están ni satisfechos ni insatisfechos son mujeres un 72% y hombres un 27%

Los insatisfechos con su vida emocional son mujeres en un 64% y hombres en un 35%.

Muy insatisfechos son en un 100% mujeres.

La satisfacción media de las mujeres es 5,25 y la de los hombres 4,18. 







DATOS SOBRE EDAD Y SATISFACCIÓN

Para hacer una correcta lectura de estos datos hay que tener en cuenta que la proporción de las personas menores de 30 años, de entre 30 y 59 años y de mayores de 60 años que han participado en la encuesta ha sido de 28-59-12.  Por lo que habrá que tomar esa cifra como referencia para saber la incidencia de la satisfacción por edad.

Entre los muy satisfechos encontramos un 25% menores de 30 años, un 66% de personas entre 31 y 59 años y un 8% de mayores de 60 años.

Entre los satisfechos un 21% menores de 30 años, un 68% de personas entre 31 y 59 años y un 10% de mayores de 60 años.

Los que no están ni satisfechos ni insatisfechos son un 18% menores de 30 años, un 27% de personas entre 31 y 59 años y un 54% de mayores de 60 años.

Los insatisfechos con su vida emocional son un 42% menores de 30 años y un 57% de personas entre 31 y 59 años.

Muy insatisfechos son un 23% menores de 30 años y un 76% de personas entre 31 y 59 años.

ALGUNAS CONCLUSIONES

- Han colaborado con el estudio muchísimo más las mujeres que los hombres por lo que entendemos que o bien la temática o nuestros lectores son principalmente de ese género. El mundo de las emociones sigue siendo predominantemente femenino.

- Los hombres valoran de manera más negativa (ligeramente) su experiencia emocional. Nos llama mucho la atención que un 50% de los hombres hayan indicado que se encuentran muy satisfechos con su vida emocional y que hayan sido todo mujeres las que han declarado que se encuentran muy insatisfechas con sus experiencias emocionales. Entendemos que los hombres que se acercan a estas temáticas están especialmente sensibilizados y, en su mayoría, manejan bien sus emociones.

- En cuanto al factor de la edad nos han llamado la atención algunos resultados:
  1. Dos tercias partes de los mayores de 60 años se sitúan en el término medio de la escala, donde se ubican los que no se encuentran ni satisfechos ni insatisfechos. Y ninguno está insatisfecho. Parece que haber tenido vivido en un tiempo en el que la educación emocional era prácticamente inexistente ha tenido incidencia en la dificultad de identificar y de vivir de manera más activa la parte emocional de sus vidas. Creemos que las personas mayores son el grupo de edad que más potencial de mejora tiene en el ámbito del desarrollo socioemocional.
  2. Los menores de 30 años se muestran más insatisfechos (52%) que satisfechos (36%) lo que nos lleva a pensar que es muy necesario formar desde la más tierna infancia en competencias emocionales.
  3. El segmento de personas entre 31 y 59 años muestran un equibrio en cuanto a su percepción de satisfacción emocional (tanto un 46% se declaran tanto satisfechos como otros tantos insatisfechos ). Entendemos que las personas preocupadas por su vida emocional sufren los impactos positivos y negativos de éstas que justificaría esta distribución ta igualada de la muestra.

1 comentario:

  1. CASI CUENTOS. CUENTOS CASI REALIDADES

    Una amiga le regaló un puñado de cuentos, los leyó con cariño, los hizo suyos por dentro. Los meció entre sus brazos y se sintió seguro, cuando pasa sus hojas su calor le contuvo.
    -Mi querida amiga, me has transformado en niño, tú te has vestido de abuelita, me he aferrado a tu mano, asustado de miedo. La gente nos miraba, porque jugamos juntos, y tú me decías: “Agárrate fuerte a mis dedos finos”.
    Te voy a contar un hermoso cuento que te va a gustar-.
    Y él se aferraba a tu mano con fuerza, se sentía seguro en mitad de la estepa. Ellos les miraban…,y no entendían nada…, porque no les miraban con los ojos del alma. Siguieron jugando, y sintió mucho miedo, se aferró a su figura y sonreía, le dio un beso y se le quitaron los miedos. Devolvió la sonrisa a ese corazón viejo, y volaba…, volaba envuelto en sus sueños, y quién sabe las lágrimas que brotaron de sus ojos, con qué pañuelo fino de seda, pajizo, le limpiaba los ojos enturbiados, devolviéndole la sonrisa que guardaba dentro.
    -Te necesito- decía el chiquillo, -cuéntame un cuento de los que tú sabes-.
    No le importan quienes gruñen en los alrededores de su covacha. La abuelita es vida, vida renovada, sus cuentos son letras de música dorada, tambores sonoros de pétalos, hadas.
    Los cuentos, sus cuentos y sus realidades, ni madre ni padre podrán hoy romper el cordón. Los que les rodean no le quitan el sueño, y recuerda que antaño, lo hicieron.
    Ese es su secreto, por eso juegan los dos con los cuentos, de gnomos, con versos, de versos, sus versos.
    -Amiga del alma- dice sonriendo y riendo solo, esto no es de estar muy cuerdo. Es bonito soñar y vivir entre sueños, con los sueños, son pura realidad porque son vuestros, os unieron junto con vuestros versos, el frío y el calor del corazón por dentro.
    -Pero si son sueños, ¿por qué todo esto?-
    El amor real se quiere por dentro y no entiende nada, solo, que la quiere, eso no es un cuento como si ella fuese su hada y el su consuelo, pero es al revés, ella es quien consuela por eso la quiere aunque sea sueño. Para qué mentir si es lo que siente. Ella le sonríe con cara risueña, pícara, traviesa, como la abuelita del cuento de niebla.
    Regresó al manzano, le encantó su cuento, sentado en su tronco se viste con su sombra de sueños, por dentro ¡como es tan rica, le sorprende con una sonrisa! ¡Sí, es cierto! Rebosa de todo; amigos, familia, ilusiones, vida… es cual pura mirra. Los niños se pegan a ella, a su sonrisa, y ella les sonríe, les observa, les mira ¡con esa grandeza de niña! ¡Es tan diferente! Él la ve en la abuela, la ve en la madre, la ve en la niña, juega que te juega, libre y sin fisuras, por eso, ¡tan rica, rica, rica, rica!
    Molina

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes