Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

miércoles, 23 de enero de 2013

Fortalecer el amor en pareja

Pronto llegará San Valentín voceado a coro por marcas y centros comerciales de todo tipo para recordarnos que un día al año, el de los enamorados, hay que regalar algo bonito a nuestra pareja.
Amor en San Valentín

Aprovechando que durante estas fechas todos nos vamos a girar un poco queriendo o sin querer hacia el tema del amor nos gustaría lanzar una propuesta de reflexión sobre la posibilidad de fortalecer el amor en pareja y, en tal caso, cómo hacerlo. Se trata de un avance del marco que queremos plantear en unos talleres que hemos lanzado para el mes de Febrero en Bilbao.

 

¿Podemos fortalecer el amor?

Uno no decide enamorarse, sencillamente llega, de manera inesperada, irracional, casi loca e incluso inconveniente. Pero ese sentimiento nos suele llevar a establecer relaciones de pareja, nos lleva a decidir compartir la vida con nuestra pareja.  Ya que el amor nos viene sin preguntar, dulce fruto de la casualidad, si queremos querer, si queremos amar fuerte es imprescindible elegirse todos los días. Es decir lo que está en nuestras manos es es alimentar el amor, hacerlo crecer.

 

¿Cómo fortalecer el amor?

Hacer fuerte el amor
 Juguemos un poco.  Os proponemos cruzar algunos de los problemas que vivimos en las relaciones de pareja con los mitos sobre el amor. Por ejemplo el "por el interés te quiero Andrés" con el mito de la media naranja. O el "todo por mi pareja pero sin ella" con el mito de que "el amor todo lo puede". Complicado, eh? Estas situaciones se dan muy a menudo y nos generan dilemas. Y es que la realidad es mucho más poliédrica de lo que aparenta ser. Si queremos enfrentarnos al reto de fortalecer el amor hay algunas cosas en las que debemos profundizar:

Amamos como somos. Si bien es cierto que el amor se convierte en un acicate para ser mejores, por sí mismo no nos hace cambiar. Tenemos que tener en cuenta que para amar mejor tenemos que ser mejores personas. De la mano del amor y con la ayuda de la pareja las personas podemos mejorar.

El amor se siente, la relación se construye. Hay una responsabilidad a la hora de vivir en pareja. Y esta no es otra que construir en conjunto con otra persona una relación que fortalezca a los dos. Es evidente que el amor o se siente o no, pero formar pareja con alguien es una decisión que nos exige la renovación diaria de la misma.

Los equilibrios entre el yo, el tu y el nosotros en las relaciones. Yo soy quien siente amor. Tu eres quien sientes amor. Yo por ti, tu por mi. Así nace el nosotros. Pero esto significa tener en cuenta que hay que atender las necesidades de tres y ese juego de equilibrios muchas veces es complicado. Los hijos u otras personas pueden añadir aun más dificultad a la hora de conciliar necesidades. El amor puede ayudar a dulcificar los desequilibrios por un tiempo, pero si el desequilibrio se instala en la relación ésta se acaba.


Consejos caseros para cuidar el amor.

Nada mejor para terminar el post que algunos remedios cotidianos, de andar por casa para seguir alimentando la llamita del amor en la pareja.

Dedícale tiempo tuyo personal cada día. En realidad podemos hacer por nuestra relación cuando no estamos con ella. Emplear un poco de tiempo en pensar en tu pareja, dedicar un rato a leer sobre un tema que le guste, idear un detalle o una pequeña sorpresa son pequeños recursos al alcance de todos.

Mantén la comunicación abierta y fluida. Conversar, comunicarse, compartir emociones y hechos cotidianos es un hábito saludable porque permite saber cómo se encuentra la otra persona, porque mantiene vivo el espacio de pareja.


Acariciar el amor

Comparte proyectos que generen ilusiones comunes. La pareja es presente. Es bello compartir recuerdos que han ido construyendo lo que cada amor es. Pero en el aquí y en el ahora debe haber espacio para soñar juntos cosas que hacer, experiencias que compartir, espacios que recorrer de la mano juntos.

Acaricialo. El amor tiene un componente sexual, de contacto. Las caricias, los besos, los abrazos con mayor o menor presencia de deseo son mimos sabrosos, baratos y muy beneficiosos para mantener la cercanía, la intimidad y la salud sexual de la pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes