Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

miércoles, 30 de enero de 2013

Gimnasios emocionales

Gimnasio
A veces parece que quedan pocas cosas que inventar. Por eso, a a pesar de lo revolucionario y sugerente que me pareció en su día el concepto de gimnasio emocional, bastó investigar un poco para ver que ya había personas que lo habían imaginado antes y que se habían puesto manos a la obra.

Un gimnasio emocional es un espacio dedicado al entrenamiento emocional. Es decir el equivalente emocional a las salas de fitness y de musculación tan populares de hace un tiempo para acá. La idea de entrenamiento en el sentido de esfuerzo programado e intencional supervisado por un especialista me parece muy acertada y de aplicación en la educación emocional. Otro acierto me parece que es vincular este concepto con la cultura del cuidado del cuerpo tan arraigada en nuestra sociedad.


He de reconocer que a la primera persona que le oí referirse a esto fue a Rafael Bisquerra  y que desde entonces he recopilado algunas experiencias que se publicidad como gimnasios emocionales y que comparto:

Espacios con emoción
- Por una parte tenemos a la Fundación para la Educación Emocional con su proyecto de formación que llevan programando desde hace algunos años: http://www.femeducacioemocional.org/es/que-hacemos/50-gimnasios-emocionales

- Gimnasio de emociones es una iniciativa en Puerto Rico que ofrece talleres en los que emplea una metodología teatral y/o escénica para trabajar emociones.

- También hay iniciativas como esta del Instituto Europeo de Psicología Positiva, de la que se hacía eco El Correo no hace demasiadas fechas, que parecen aprovechar la ola del marketing que puede aportar el concepto para ofrecer propuestas poco novedosas.

Creo que hay que avanzar mucho más en el diseño de este tipo de espacios y dotarlos, entre otras cuestiones, de recursos tecnológicos que faciliten el progreso individual del entrenamiento. Comparto algunas ideas que creo que podrían configurar unos gimnasios emocionales altamente eficaces y útiles en un futuro espero no demasiado lejano:

Entrada a gimnasio emocional
- El espacio de gimnasio emocional debe ser un lugar físicamente diseñado combinando la polivalencia funcional con la originalidad que permita una rápida apertura mental al trabajo que allí se pueda hacer.

- El itinerario de los programas de entrenamiento debe contemplar la posibilidad del trabajo individual, al igual que en los gimnasios tradicionales debe existir la posibilidad de trabajar en grupo o uno solo.

- Intuyo que un trabajo individualizado pasa por el uso de tecnologías audiovisuales que permitan la generación de escenarios virtuales adaptados a cada persona. En este sentido me parece muy útil el desarrollo de videojuegos que puedan acercarnos a la creación de programas con capacidad de interactuar con cada persona y que puedan ser supervisados por un profesional. Salvando las distancias hay trabajos muy interesantes como el de la empresa vasca Virtualware con fobias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes