Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

jueves, 29 de diciembre de 2016

2016 emociones emocionantes

Consumo el final de un año que se me ha hecho muy largo. Y lo hago desde la calma impuesta por la movilidad reducida que me impone mi pierna izquierda, inyesada. Si lo pienso dos veces creo que hay cierta serenidad por la perspectiva de un nuevo cambio laboral, la tranquilidad que precede a la tormenta del movimiento que se avecina. En este contexto el tiempo ralentizado por mis circunstancias me permite darme cuenta de lo rápido que he vivido este 2016, de la cantidad y colorido de las experiencias vividas y de las emociones tropezadas. ¿Me acompañas en un pequeño viaje por las emociones en el tiempo?

Camino verde: con "v" de ilusión.

2016, año emocionante
En realidad el verde es el color de la esperanza pero me aprovecharé de su parentesco con la ilusión para pedírselo prestado. Este color me acompaña a menudo, de hecho, entiendo la vida como una mezcla de ilusión y pasión. Pero bueno, al grano, ¿qué proyectos me han llevado por la ilusión este año?

Principalmente 2016 ha sido el año en el que he colaborado en la construcción de un proyecto para cambiar el modelo de atención sanitaria. Gure Geroa Health Care SLP atiende a domicilio desde un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios para dar servicio a las personas con patologías (sobre todo crónicas) y a sus entornos. También, junto con otros compañeros del CIE, hemos avanzado de las ideas locas a programas como PECI, de prevención del maltrato entre iguales. Por último, y en el ámbito de la formación para psicólogos, he participado en la gestación del Instituto PSI orientado a la práctica psicológica, una de las necesidades más importantes de quienes quieren ejercer estar profesión.


Camino negro que duele, azul que moja tristeza y amarillento de melancolía.

No hay camino que no enfrente la adversidad, unas veces desde el negro empedrado por el dolor, otras desde el azul mojado de la tristeza e incluso con el amarillo viejuno de la melancolía. Todo esto y más ha habido también en 2016. Todo lo cuento agrupado porque cabe en un párrafo, lo cual no quiere decir que valga menos, solo que es más pequeño y cabe...

Las grandes apuestas tienen también la ocasión de cobrarse altos precios. El mundo de las start-ups es como una montaña rusa y bien saben los que me conocen que no soy amigo de sacudidas excesivas, ni Dragon Kahnes. Nire iHealth ha sido un sueño que me ha quitado horas de descanso añadiendo dosis de preocupación. Hoy sigue doliendo y cuando pase un poco podré contar más. Un poco parecido ha sido la agridulce sensación de mi participación en el CIE. Cruzar los territorios desconocidos de la innovación lleva implícita una soledad que termina pesando. Ya estoy reubicándome y observando su futuro con otra perspectiva más halagüeña. ¡Menos mal!. El amarillo va por este blog, Entrenando Emociones, amigo que he tenido descuidado pero que me espera y a quien, paradójicamente, yo también espero.


Camino rojo, en busca de lo salvaje.

Me gusta el rojo, la vida con pasión sabe el doble. En este viaje por la incertidumbre que dura ya dos años recorro cuantos caminos colorados encuentro, a veces despacio desgustando, a veces rápido consumiéndolos hasta el final, porque éste nunca sabe uno donde puede encontrarse...

Apasionante ha sido bucear en el mundo de los chatbots con el objetivo de dotarles de emocionalidad en la interacción, arriesgado ha sido crear GureZain como una herramienta con la que cuidar a profesionales que se enfrentan a situaciones emocionalmente complejas. Estas han sido experiencias vividas con avaricia, con fruición, con cierta ansiedad y aceleración. Pero ha habido otras, también rojas, pero disfrutadas a una velocidad mucho más lenta, como los cursos de formación como el titulado "Contagiando emociones positivas" o las horas de psicoterapia en PozikTiba que nunca, nunca me dejan indiferente.


Claro que ha habido más colores y, sobre todo, la certeza de que este viaje continua. Viajes como el que me llevó a Baeza en Abril a mezclarme con los compañeros de la Psicología Positiva, o en Agosto a Carcassona. No se si se pueden catalogar como viajes pero me he desplazado mucho por vías más etéreas como las ondas herzianas de Radio Popular o las televisivas de ETB. Veremos lo que depara 2017. ¿Me seguís?





1 comentario:

  1. "Camino negro que duele, azul que moja tristeza y amarillento de melancolía."
    Así es la vida, la que nos regalaron. La que construimos, o, nos construyeron, queramos o no queramos.
    Pasa la vida y nos aferramos a la nada cuando la verdad esta tan cercana que la ignoramos, pero sonreímos ante la adversidad y seguimos pasito a pasito recorriendo esas veredas que cada día se estrechan más, cuando llegamos al final del camino y miramos a otras y solo una sonrisa brota de mi rostro e intentar que su mente se apodere de su cuerpo, añoso y putrefacto, esperando que los sueños no nos abandonen y se hagan fecundos, en la tristeza y la sonrisa, la que nunca le faltara.
    Un abrazo

    Zorionak- Felicidad a tope os deseo.

    REALIDAD Y NO SUEÑO
    Hoy me he mirado al ombligo y he notado que estaba dormido, no sentía ni alivio ni olvido solo saetas que traspasaban mi mente y dejaban las ideas al viento supurando que estabas conmigo. Lucía la primavera recostada en mi refajo y los sentidos consentido jugaban al compás el abanico, mientras mis pasos se dejaban llevar por un libro, cuyas páginas decían lo mismo, que los peces que circulaban por el rio. Porque yo no escogí su contenido, ni su cuerpo de papel se dejó seducir por mis dedos. Él se fijó en mí y atrapo mi cuerpo y mi mente dejo al descubierto lo frágil que mis sueños han sido al dejar que un libro se adueñe de mis instintos los que empecinados sucumbieron a la sonrisa de un niño que se hizo materia en mi cuerpo la de un niño que fue en su momento y no consiguió dejar de ser niño.
    Antonio

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes