La magia de la empatía emocional

El Miércoles pasado cerramos el curso "El lenguaje de los sentimientos. Entrenamiento emocional" que he impartido durante 10 sesiones dentro del programa de Graduado en Cultura y Solidaridad de la Universidad de Deusto. Lo que hicimos en la última sesión resultó mágico.
 
Invité a algunos colaboradores de la "Red" a compartir alguna experiencia emocional personal con el grupo. Tres se prestaron a desnudarse emocionalmente de forma desinteresada, para poder realizar una acción didáctica. ¿Qué sucedió de mágico? Pues que gente que no se conoce de nada y termina enlazándose por emociones compartidas. Muchos alumnos se vieron como la madre de Nadia, o como una Sonia en crisis, hubo también quien se había tenido que enfrentar a accidentes como los de Goio. Algún alumno me decía que tener las emociones tan cerca, haber podido tocarlas era muy potente, muy intenso. Creo que no son dejamos tocar emocionalmente, no dejamos que nos toquen y no tocamos, no prestamos tiempo a ello y así nos va. La insensibilidad tiene más que ver con la falta de hábito de escucha, de encuentro con las emociones (propias y ajenas) que con cualquier otra cosa. Es verdad que hombres y mujeres no sentimos por las mismas cosas y de la misma manera, pero insisto: LAS EMOCIONES NOS IGUALAN, nos conectan.
 
Como conductor, como profesor el papel es más de arquitecto o de diseñador de rutas que posibiliten que ese contacto entre emociones sea positivo, lo demás fluye. Hay que andar con cuidado porque las emociones son material delicado, pero por ello no hay que renunciar a ese viaje. Gracias a todos los que se han prestado a hacerlo y a los colaboradores por su valentía y generosidad.

Comentarios

  1. Hola! Saludos desde Valencia. Me ha encantado este post, y me imagino que deben haber fluido muchas emociones en esta práctica, y estoy totalmente de acuerdo con vos que las emociones nos igualan, nos conectan.
    Bueno,trabajo con las emociones en Infantil, y te dejo el enlace a mi blog por si te apetece visitarlo.
    Saludos cordiales
    Silvina
    http://silvina-porelcaminodelasemociones.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida Silvina. Encantado de tenerte entre estas paredes virtuales. Me he pasado rápido por tu blog y tiene muy muy buena pinta. Te enlazo para compartir sinergias. Estaás en tu casa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Qué significa sentirse raro y/o extraño y cómo afrontarlo

Los 5 mejores post de 2015

Cuento sobre el amor del mar y la playa