Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Proyectos con magia

Historias que transforman la educación en la Fundación Botín
Desde que navego por las aguas de la incertidumbre, es decir, desde que vivo como autónomo he visto con sorpresa cómo aparecen proyectos en los que me piden colaboración. Si uno decide embarcarse es, básicamente, para llevar su barco, para dirigir su propio proyecto. Pero las paradojas siguen acechando a veces en forma de magia y casi siempre con el disfraz de la sorpresa.

Quiero hablaros de dos proyectos en los que he tenido la suerte de verme involucrado. Yo no he hecho nada o casi nada, tal vez dejarme llevar. El tiempo ha hecho que vea que son proyectos con magia, bien por cómo he llegado a ellos, bien por el material de que están hechos.

Historias que trasforman la educación.

Tengo muy reciente mi viaje de ayer para defender el proyecto ante la Fundación Botín, justo el mismo día en que se consigue pasar a la segunda ronda de financiación colectiva en la plataforma GOTEO (por cierto, ¿te animas a aportar algo?). 

¿Cómo he llegado yo aquí? Pues con exactitud no lo se. Supongo que algo me hizo colaborar con Mikel Bilbao, su promotor. El hecho es que allí estoy mezclando inteligencia emocional, la teoría U y el arte de contar y de hacer historias con el objetivo de trasformar la educación. Para Mikel el mundo es un espacio de juego y de exploración, un lugar llego de historias de las que solo nos llegan algunas pocas. Su energía está generando un ecosistema de colaboración con Silvia, Cristina, Pilar, Paco, Javier, en el que yo también estoy enredado.

Technology for emotions.

Susana Lozano, Technology for emotions.
Supongo que hay cosas que uno no puede ni debe evitar en la vida. A Susana Lozano la vida me la trajo a través de este blog. Un mail que se convirtió en una llamada, o en dos. Un café en Madrid. Ella me eligió. Había algo de mi que ella quería en su proyecto. Hasta donde yo se es más una inspiración que una colaboración concreta, aunque cualquiera sabe dónde terminaremos llegando. Compartimos pasión e ilusión. Volvimos a coincidir en la Jornada sobre creatividad e ilusión organizada el año pasado por el COP de Madrid. Siempre conversaciones intensas, en las que nos pisamos dulcemente la palabra.

En estos proyectos soy marinero, rey mago, ilusionador o lo que haga falta. Creo que mi singladura solitaria, afortunadamente, se completa con la posibilidad de enrolarme en otros navíos con los que surcan otros mares. Es la parte buena de una vida laboral ubicada en los océanos digitales.

3 comentarios:

  1. ILUSION = Pablo Cueva

    Gracias de corazón por todo lo que sin saber aportas :-)

    ResponderEliminar
  2. Preciosas palabras de Pablo! felicidades, gente buena haciendo cosas buenas....
    beset

    ResponderEliminar
  3. Entre cepas y alisos, envuelto en robledales, se encontraba mi cuerpo revolcándome entre la hierba reseca de incienso, aromas de granos, acidez de uva y dulzor de pasas. Presagio de buen caldo. Mañana plácida y serena. Poblada estepa humana. Mezcla de Castilla, hechizados trinos. Se adhieren a mí con mucho sigilo. Sublime es la aurora que le acompaña.
    Silencio expectante, en tierras de caza. Castilla se abre, entre puertas doradas. Sus campos, sus gentes, y el desdoblar de sus ansias. Son gentes sinceras, sencillas, humanas, donde cantan aves… el cuervo aún grazna…
    Una paloma me cubre el rostro con sus alas, y me ofrece sus calles, sus casas, su plaza. Rebrotar de sueños envuelto en aromas, a vino arraigado. Sarmientos ahumados, que el humo me cerca. Me atrapan sus gentes.
    Saturno me observa, me llama. Y él, complaciente, se aferró a mi mano, para recorrer juntos sus anillos, entre mis versos y plegarias.
    Antonio
    ZORIONAK.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes