Red de colaboradores

Si disponéis de 5 minutos os invitamos a colaborar en el estudio que estamos haciendo pinchando en el enlace dentro de la pestaña CUESTIONARIOS. Todas las personas interesadas en formar parte de la red de colaboradores ponganse en contacto indicándonoslo a través del mail: emocionarse@gmail.com

Si además os interesa compartir reflexiones sobre cómo mejorar nuestras emociones en la pestaña RED hay una propuesta interesante a la que os podéis sumar.

miércoles, 1 de mayo de 2013

Sonríe o muere

Sonreir
Siento fascinación por las capacidades humanas. Me recuerdo desde siempre observando el comportamiento de los demás y fijándome, sobre todo, en las diferencias. 

Mi vida ha estado siempre orientada hacia los saberes y las experiencias que pudieran ser útiles para el crecimiento humano. He transitado por el voluntariado, por la universidad para estudiar psicología gracias a una cabriola del azar, por el trabajo en organizaciones sociales, por una consulta en la que atender a personas que sufren, por la organización de actividades sociales, culturales, deportivas. 

Sí, he caminado mucho.                                                                                                                                                                                                                                            

Cuando descubrí la Psicología Positiva muchas piezas sueltas en mi cerebro de conocimientos acumulados, y otras tantas de experiencias vividas, encajaron. Sentí que todo adquiría un sentido. Disponemos de los fundamentos de una ciencia y de una tecnología que nos permitirían vivir una vida humana plena. 


Pero no se trata de esto de lo que quiero hablar hoy. Ya he escrito algunos posts sobre esto y seguro que más adelante sigo por ese camino.

Lo que quiero compartir hoy es una serie de reflexiones inspiradas por el visionado de este vídeo que tiene el provocador título de "sonrie o muere":



LO POSITIVO Y LO NEGATIVO

Cada día enfrentamos la realidad. En ella hay multitud de elementos con los que nos relacionamos. Algunos nos satisfacen y nos llevan a emociones positivas, otros nos molestan, nos dañan y generan emociones que nos desagradan. ¿Con qué nos quedamos de todo ello? Con todo, evidentemente. No se trata de borrar lo negativo para solo ver lo positivo. Se trata de vivir todo e intentar desarrollar la habilidad de disfrutar de lo bueno y de rehacerse de lo negativo.


UNA DESILUSIÓN

Pondré un ejemplo personal. Hace unos días he tenido noticia de que un proyecto importante en el que llevaba tiempo trabajando ilusionado se para. Ha sido un revés. Me ha dolido, aún me duele. No hay pensamiento positivo que cambie este hecho. Vivir trae consigo la exposición a riesgos emocionales. Yo me había ilusionado mucho y ahora toca pagar el precio de la desilusión. Estoy rescatando lo bueno que ha habido durante este tiempo, pero no mitiga el dolor. Solo desde lo positivo podré rehacerme y seguir afrontando nuevos proyectos. Ahora estoy en proceso.



MANIPULACIONES

Acostumbro a mirar todo el paisaje que se me aparece delante de mis ojos antes de elegir centrarme en un punto, en un paraje concreto en el que recrearme un rato. Por eso, a la vez que he ido leyendo sobre Psicología Positiva, me he interesado por visiones críticas como la titulada "Magía simpática" publicada en la revista del Colegio Oficial de Psicólogos, o el artículo de Luis Fernandez Rios .
Al hilo de las afirmaciones que contiene el vídeo anterior es evidente que cualquier uso intencionadamente manipulador y/o negativo para el desarrollo humano de esta o de cualquier otra ciencia es éticamente reprobable y debe ser denunciado con claridad.


SONRÍE O MUERE

Risa

No imagino una vida sin sonrisas. Pero una risa natural, espontánea, sincera, no se trata de pasar el día sonriendo automáticamente, pase lo que pase y caiga lo que caiga, eso es sencillamente enfermizo. Sin ilusión la vida pierde color. Pero la actitud y el pensamiento positivo hay que descubrirlo en lo que nos rodea, no se trata de inventárnoslo, o de simular que lo vemos. Morir emocionalmente es no sentir en positivo, no ver luz al final del túnel, haber tirado la toalla con respecto de que se puede cambiar. Por eso creo sinceramente que el que pierde la capacidad de sonreir, muere.

3 comentarios:

  1. sajerau!!!

    Sonrie o...no sonrias (te irás muriendo un poquito es verdad...pero aunque sonrias también...sólo que el proceso será más placentero, y seguramente más lento...)

    Pues si, amigo Pablo...hoy mismo yo he tenido un día que ha empezado "esperanzado", se ha tornado "decepcionante" y de momento se ha vuelto a tornar "ilusionante" (y aún queda más de medio día...)

    Hoy esperaba el sorteo para el ingreso en unos estudios que me apetecen...la lista ha salido a las nueve, como estaba anunciado...y no estaba seleccionado, nada que objetar a mi autoestima, ya que era un sorteo puro y duro...pero si a mis ilusiones, algunos de mis proyectos para el 2013-2014 (y posteriores) por el suelo...

    En realidad, para lo que yo quiero sobran plazas...pero la normativa obliga a cursarlas con otras asignaturas que a mi ni fu ni fa, y estas son las que están petadas y hay sorteo, que no me ha tocado...

    ¿Qué hago? ¿Me acerco a pedir clemencia al funcionario de turno para que me diga lo de "yo ya te entiendo, peeeeeeeeeero...la norma es la norma y no puedo hacer nada"? o paso directamente de todo...

    Bueno, por intentarlo no se pierde ná, quizás un poco la fé en el ser humano, pero eso ya hace tiempo que lo perdí...

    Pero también se que hay algunos "especimenes humanos" que no son como el resto, que intentan ayudar...y hoy me he encontrado un angel de esos...(o dos)

    Con esa mínima esperanza me acerco al lugar de matriculaciones...hablo con la conserje, quien me pasa directamente con la directora...(fliiiiiipa, todo esto en menos de un minuto) la directora me atiende con una amabilidad poco común y me da todo tipo de facilidades, entre otras, entendiendo que la norma es una gilipollez, matricularme sólo de lo que quiero (sin fastidiar a nadie, dado que ahí sobran plazas)

    El siguiente paso es cambiar o eliminar la norma absurda, pero de momento a mi ya me han alegrado el día...y seguramente mucho más que el día...

    A lo mejor si hubiera entrado arrogante clamando por mis derechos...me hubieran dado una patada en el culo...

    He entrado humilde, pidiendo por favor..y con una sonrisa...y el mundo me la ha devuelto...

    ¡Qué tengais tan buen día como yo! (mejor será dificil)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el título del post no me gusta, pero es el del vídeo que lo inspiró.

      En cuanto a lo que comentas que te ha pasado hoy creo que es el claro ejemplo de lo que hablaba en el post. Si uno no hace por buscar lo que desea (fíjate que no digo luchar), arriesgándose a perder de nuevo, dificilmente le pasará lo que te ha sucedido a ti. Estoy leyendo un libro del que hablaré en un próximo post que, entre otras cosas, habla de que quejarse, es decir, situarse solo en la queja sin más opción empobrece. Tu, más que montar un pollo, has preguntado, te has interesado y eso ha hecho que la norma haya quedado superada por la conexión con las personas que se encargan de ello. Bonito!!!!

      Sigues siendo una fuente de inspiración para mi!!!!

      Eliminar
  2. si nos contamos las cosas...todos semos inspiración para el resto...

    Y luego aparte, la vida de algunas personas es muy inspiradora...y no hablo sólo de "personajes" de esos que vemos por la tele o en los periódicos, sino de gente que vive cerquita nuestro...

    Rodearse de ell@s...y "txuparles" su jugo (tienen pa dar y regalar) es fundamental...(tu eres uno de "esos")

    Bexos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Visitantes